Admitir lo inevitable

Nadie quiere reconocerlo cuando ocurre, nadie quiere ser consciente cuando pasa pero hay que hacerse a la idea, el coche se ha estropeado. La última vez que se estropeo lo llevaste al taller y lo arreglaron con piezas de desguaces que hasta el momento no han dado problemas, pero como suele pasar, cuando las cosas van bien, siempre puede ocurrir algo que estropee la felicidad, en este caso el problema es el coche.

No te va a quedar más remedio que visitar tudesguace para volver a arreglarlo ya que sin coche no puedes estar. Sabes que no te va a costar mucho porque en el desguace encuentras los mejores precios pero si no se hubiera estropeado podrías contar con ese dinero para otros gastos que también vas a tener este mes.

Ya se sabe que tener coche es tener gastos, gastos de mantenimiento, de revisiones, de seguros, de impuestos, de combustible… muchos gastos que  muchas veces no sabemos ni como los afrontamos pero lo hacemos. Si fuera viable estar sin coche, no lo tendrías, pero lo necesitas para ir al trabajo y para las cosas de la casa que se hacen después como ir al médico con los niños o realizar las compras o ir a visitar a tu madre que vive en el pueblo. El coche se ha vuelto un compañero indispensable en casa y eso pasa en todas las casas, ya no sabemos estar sin él.

Las personas que no tienen coche dicen que nos les importa, que pueden vivir perfectamente sin él, pero estoy seguro de que cuando el autobús se retrasa, o cuando llueve, o cuando hace un frio que corta la cara, es entonces cuando desearían tener uno, aunque fuese una chatarra, pero con la libertad y la comodidad de tenerlo, de no tener que estar pendientes de los horarios del transporte público, de no tener que dejar de hacer cosas por que llueva o haga mucho frio. Lo que viene siendo libertad.

Tener un coche conlleva muchos gastos, eso es indiscutible, pero también aporta muchas otras cosas de las que disfrutamos los conductores y que no tendríamos si no tuviéramos un vehículo.  Las ventajas y desventajas de tener coche son las mismas para todos, lo que pasa es que unos lo necesitan más que otros, ya sea por trabajo o por comodidad, el caso es que todos lo necesitamos a diario.

Los comentarios están cerrados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *