Cerradura de calidad, igual calidad de vida

La seguridad que te brinda tener una cerradura de buena calidad, en buen estado, y en óptimas condiciones te resta muchas preocupaciones y estrés, pues puedes sentir que tienes garantizada la protección y  seguridad de tus pertenencias, de tus bienes, de tu inmueble y de tus seres queridos.

Hoy en día todo avanza, y, lamentablemente, este ‘todo’ tan integral incluye también las técnicas que aplican los  amigos de lo ajeno. Los ladrones están especializados en abrir puertas de todo tipo y sus habilidades cada vez son más sofisticadas y retorcidas, de ahi la necesidad de contratar un cerrajero de calidad, para que pueda asistirnos en esta tarea.

Entonces, con la finalidad de mantener y, de ser necesario llevar a cabo los cambios requeridos para aumentar y mejorar tu calidad de vida y la de los tuyos al tener la seguridad y protección que genera una cerradura de calidad, intentaremos informarte y asesorarte un poco al respecto, a continuación…

Instalar una cerradura de alta calidad impedirá la entrada de cualquier delincuente o intruso, pudiendo obtener una mayor confianza y seguridad evitando y alejando la posibilidad de pasar un mal rato. Entre todas las opciones que existen para aumentar la seguridad de tu puerta, te sugerimos las siguientes:

  • Cambia la cerradura principal por una de alta seguridad.
  • Instala una segunda cerradura de seguridad en tu puerta.
  • Instala en la cerradura existente un bombín o cilindro de alta  seguridad anti bumping.
  • Instala un escudo protector.
  • Instala un cerrojo de seguridad.

Ahora, destacamos que para espantar a los delincuentes especializados en la técnica del bumping, lo mejor es hacer dos cambios específicos en la puerta. Primero, instalar un escudo protector en torno a la cerradura, que en la práctica, es un método bastante eficiente.

Al evitar que los delincuentes conozcan la marca del bombillo, (que es el mecanismo central de la cerradura, por el que se introduce la llave y se activa la apertura o el cierre de la puerta) lo que es una condición indispensable para que puedan seleccionar la llave que hay que utilizar, y que posteriormente les salga bien el bumping estos cambios serán imprescindibles en la búsqueda de tú seguridad.

El segundo cambio que se recomienda hacer en la puerta, es la implantación de un bombillo antibumping, que se trata de un aparato reforzado con acero en su interior, y que utiliza un mecanismo más complejo que el bombillo antiguo; pues en vez de tener una única hilera de pitones, este dispone de dos o hasta tres, que encajan por diferentes frentes en la llave.

Además, las llaves de estos dispositivos son imposibles de reproducir, en vista de que sólo tiene capacidad de copiarlas el distribuidor oficial y lo puede hacer solamente con una tarjeta de seguridad que posee el dueño, y que exige una clave secreta.

En conclusión, tanto el escudo protector como el bombillo antibumping son, según los expertos, profesionales cerrajeros y los conocedores del tópico, los dos mejores métodos para evitar el acceso a un inmueble, puesto que ambos dispositivos, evita la ejecución de los mecanismos utilizados por los delincuentes organizados, como el impresioning, que se trata de una variante del bumping menos practicada y que consiste en crear la llave sobre la marcha, justo en el momento en que se trata de abrir.

En resumen, lo que hacen los ladrones es rodear la llave con una cinta de aluminio o de algún otro material deformable, introducirla en la ranura y tal y como en el bumping, van golpeando hasta que el material vaya tomando la forma de la cerradura, que es única.

Los comentarios están cerrados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *