¿Infecciones vaginales? Aprende a detectarlas

Las mujeres se enfrentan a cambios desde muy temprana edad. Desde que la pubertad toca la puerta de una adolescente, los cambios comienzan a notarse con mayor fuerza.

Cambios externos como internos se producen después del desarrollo, y a lo largo de su vida siguen estando presentes.

Las mujeres son por naturaleza un ser sensible y delicado, esto quiere decir que también lo es su cuerpo. Los genitales del ser humano son una zona de mayor sensibilidad, lo cual hace que éstos sean tratados con un especial cuidado.

En el caso de las mujeres, la zona vaginal es una parte muy propensa a las bacterias, las cuales son las encargadas de promover las infecciones vaginales.

Es por ello que una buena higiene íntima juega un papel fundamental en cada mujer. Así que a continuación te ayudaremos a detectar las tediosas infecciones vaginales.

¿Cómo detectar una posible infección vaginal?

Detectar una infección vaginal puede que sea más sencillo de lo que creemos, ya que existen algunos síntomas muy comunes que aparecen en forma de alerta ante una de ellas.

Entre los diversos síntomas temas que existen tenemos:

  • Ardor vaginal
  • Olor vaginal
  • Picazón vaginal
  • Flujo abundante con color verdoso, amarillo, rosado o blanco
  • Abundante flujo con o sin olor
  • Dolor o molestia al tener relaciones sexuales o después de orinar

Al presentar alguno de estos síntomas, probablemente se esté iniciando una infección vaginal, así que lo mejor será combatirla de inmediato. Lo más sabio es acudir a su ginecólogo de confianza para que éste le medique el tratamiento que necesita según la infección que esté presentando.

Es importante saber que existen también formas para evitar estas infecciones vaginales.

Entre ellas tenemos:

  • Higiene adecuada: una buena higiene íntima es necesaria para así evitar las tediosas infecciones vaginales. Se recomienda que diariamente se tenga una limpieza en la zona V, lavando solo externamente los labios vaginales, clítoris y vagina.
  • Usar ropa interior poco ajustada y de algodón: las prendas de algodón permite que la vagina esté seca y protegida, por lo cual la tendrá alejada de las infecciones vaginales.
  • Secar correctamente la vagina después de la ducha: mientras más seca mucho mejor, ya que los hongos buscan las zonas húmedas para proliferarse.
  • Evitar las duchas vaginales: las duchas vaginales desequilibran las sustancias naturales de la vagina y esto solo abre la posibilidad de adquirir con mayor facilidad diversas infecciones vaginales.

Los comentarios están cerrados.