¿A qué se le llama resistencia a los antimicrobianos?

Los antimicrobianos, son sustancias que están fabricadas químicamente para destruir a los microorganismos que se encuentran en el organismo y pueden alterar su funcionamiento.

La resistencia a los antimicrobianos ocurre normalmente, cuando los microorganismos que habitan nuestro cuerpo se hacen por una u otra razón tan resistentes, que no permiten que los medicamentos tengan efectos para combatir las infecciones.

Por lo general, cuando pasa esto, debido a que la infección puede aumentar por la multiplicación de bacterias u hongos causando así daños mayores, puede ser muy peligroso. A continuación, te daremos más detalles sobre ello.

Resistencia a los antimicrobianos

Cuando las bacterias, hongos, parásitos o virus se vuelven realmente ultrarresistentes ante la aplicación de los antibióticos, antivíricos o antipalúdicos y no permiten que estos cumplan su función de actuar en su contra, estamos en presencia de una resistencia a los antimicrobianos.

¿Existen riesgos ante este tipo de resistencia?

Si, si esto se presenta en un paciente y no es controlado, puede que se produzcan riesgos de contagios hacia otras personas y de hecho puede darse la posibilidad de que se produzca un perjuicio mayor en la salud como la muerte del sujeto con la afección.

¿Qué puede generar esta condición?

Muchas veces, esto se presenta debido a medicaciones inadecuadas como por ejemplo en un resfriado común realizar la toma de antibióticos que son innecesarios, tratamientos erróneos o incompletos (esto se debe al consumo de dosis deficientes).

¿Cuáles son los microorganismos que afectan nuestro cuerpo?

Cuando se habla de microorganismos, están involucrados los parásitos, bacterias, hongos, virus, que son capaces de causar problemas como el paludismo, el VIH, la Cándida, entre otros.

¿Cómo se puede evitar que ocurra la resistencia?

Mayormente, esta problemática en la salud se puede evitar o reducir cuando dejamos de automedicarnos y solicitamos asesorías de expertos como son los médicos.

Esto demuestra que, generalmente la resistencia a los antimicrobianos es producida por la negligencia de las personas, ya que los agentes antimicrobianos o antimicrobial agent (en inglés) deben ser recetados por la previa atención de personal profesional, calificado y certificado como lo son los médicos.

O en algunos casos también se debe a que el paciente no cumple con la dosificación correspondiente, provocando que los microorganismos que habían disminuido los primeros días de tratamiento, se hagan más fuertes por no cumplir con la cantidad estipulada del tratamiento.

Los comentarios están cerrados.