¿Qué partes del cuerpo duelen poco para hacer un tatuaje?

Decir que un tatuaje no duele es una gran mentira, por lo que si hay personas que aseguran tal acción, lo mejor es no creerle. No obstante, si existen las partes que en las que el dolor es menor.

¿Cuáles son esos lugares? A continuación, las partes del cuerpo que tienen un menor grado de dolor al hacerse un tatuaje.

5 partes del cuerpo que duelen poco al hacer un tatuaje

#1 Brazos

Una parte del cuerpo muy popular para hacer los tatuajes, los brazos. Con la excepción del interior del brazo, un tatuaje en él no duele tanto. Además, queda muy bien tanto para hombres como para mujeres, por supuesto, teniendo el dibujo adecuado.

Además, si aquellos que usan tatuajes en esta área suelen ser, para la psicología, personas que necesitan estar alcanzando nuevas metas todo el tiempo.

#2 En los muslos

Los tatuajes en los muslos no solo se ven muy bien, sino, que a la hora de hacerlo, el diseño puede quedar tan bien que cuando una mujer se coloca un short o falda corta, no se verán.

A su vez, es uno de los lugares que a la hora de tatuarse no duelen tanto como si fuera en las costillas. Por supuesto, debe hacerse en la parte delantera o posterior del mismo. En la parte interior provoca gran dolor.

#3 Antebrazo

Es un área que a muchos suele gustar, además, mientras más lejos éste el tatuaje de la parte interior de la muñeca, mucho menos dolor. Aquellos que se han tatuado el antebrazo son personas de gran resistencia y fortaleza.

#4 En la espalda alta

Si no se quiere sentir mucho dolor, otra de las partes para hacer un tatuaje que duela poco, es en la baja espalda. Además, para algunos, los tatuajes en la espalda dan una especie de misterio a la persona y significar que se ha acabado una etapa.

#5 Pantorrillas

Los tatuajes en esta parte del cuerpo son únicos y asombran a cualquiera como un tatuaje de tigres . A su vez, son menos dolorosos que si se hiciera en el cuello. Para la psicología, los tatuajes en esta zona implican que se es una persona que está en constante movimiento y comunicación.

En conclusión, en necesario tener en cuenta cuáles son las zonas donde de verdad se quiere hacer el grabado y que como personas, no todos poseen la misma recepción para el dolor, por lo que cada persona debe conocer el umbral del dolor.

Los comentarios están cerrados.